Iniciación: introducción

Cuando nacemos tenemos ojos pero no vemos, poco a poco, nuestro cerebro va asimilando los datos transmitidos por los ojos y al poco tiempo de haber empezado a ver sombras, somos capaces de distinguir objetos,  hasta que al  final somos capaces de ver claramente.

De una manera similar, cuando adquirimos nuestra primera cámara de fotos somos “ciegos”, la cámara es capaz de sacar fotos pero el resultado es deprimente, las fotos que hacemos no se parecen en nada a aquella situación que hemos vivido, a aquella imagen que habíamos soñado al apretar el botón. Y la pregunta que nos hacemos es:

¿Cómo lo conseguimos?

En este proceso no existen trucos, ni atajos, las recetas clásicas nos llevarán a  caer en una estética estereotipada que lo único que conseguirá es que repitamos una y otra vez los mismos errores sin saber que son inherentes a las propias  recetas. Es cierto que en un principio, cuando partimos de cero, nos ayudan a ordenar elementos y empezar a mirar fotográficamente pero a la larga se convierten en el ancla que impide seguir avanzando.

Una vez superados nuestras limitaciones técnicas y somos capaces de manejar el equipo con soltura, e cada fotografía ponemos un pedacito de nosotros mismos. de lo que nos gusta, de cómo nos sentimos,... y esto precisamente es lo que hace que cada foto sea única, personal. En cada foto hablamos de nosotros mismos.





Por eso, el objetivo de este curso de iniciación es simplemente ayudar a vencer esos obstáculos técnicos para sentirnos cómodos con el equipo y poder disfrutar de nuestro hobby.

¿Y después qué?
Quiero pensar que, en ese proceso de evolución, de intentar plasmar nuestro estilo, nuestra mirada va cambiando y evolucionando. El Final realmente no existe, es sólo un sueño.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Northphototours

FIAP

Fotógrafo nocturno

AEFONA

PhotoPills

Lucroit

CEF